Bodas símbolicas

06
abr
2020

El matrimonio es un gran paso, la forma tradicional de celebración incluye la celebración religiosa y la celebración civil, pero existen además las bodas simbólicas que a veces tienen mucho más peso o que son la opción para los novios que no profesan ninguna religión o que por algún motivo, siendo personas de fe, han tenido algún tipo de obstáculo para celebrarla. Quienes ya se casaron el civil en privado y desean celebrar su unión con una boda simbólica a lo grande. Los que no están interesados en la institución civil y le dan más peso a su compromiso verbal de amor. Las parejas que encuentran en otros rituales espirituales mayor afinidad con el sentimiento que los une. Estas también son ideales para las renovación de votos y para todo tipo de aniversario.

Existen infinidad de rituales, hay incluso, especialistas para organizar este tipo de enlace, aquí te mostramos tres diferentes opciones:

1. Ceremonia de la luz

Esta ceremonia simboliza la vida en común de una forma mística. Para realizarla se necesitan dos velas idénticas, que representan a los novios, y otra de mayor tamaño que simboliza el proyecto de vida en común que están a punto de iniciar. Primero se encienden las dos pequeñas y posteriormente la mayor, creando una llama que representará la nueva vida en común.

Se trata de un ritual que puede realizarse tanto en bodas civiles como religiosas, si bien, en este último caso es necesario hablarlo primero con el sacerdote que oficiará la ceremonia. Y aunque no existe un momento especial para hacerlo, por lo general se realiza tras ponerse los anillos en las ceremonias religiosas, mientras que en las civiles puede hacerse tanto después del consentimiento mutuo como después del intercambio de los anillos.

2. Ceremonia de la arena

El rito empieza cuando los novios, cada uno de un frasco de cristal con arena coloreada en diferentes tonalidades, echan en un recipiente mayor un poco de su arena, en capas, combinandolas y creando bonitas ondas. Tanto si vas a celebrar una boda religiosa como civil, puedes añadir esta ceremonia que puede realizarse al son de su canción de boda.

 

arena blog

 

3.Ceremonia del hilo rojo

Esta romántica leyenda tiene su origen en Japón, donde durante siglos se transmitió la creencia de que aquellas personas predestinadas a conocerse se encuentran unidas por un hilo rojo invisible atado al dedo meñique que las conecta para siempre sin importar el tiempo, lugar o circunstancias de la vida. Ese hilo “se puede estirar, contraer, enredar, pero nunca romper”.

La explicación científica detrás de esa historia es que de esa parte de la mano sale la arteria ulnar que llega hasta el corazón. Por eso también existe la costumbre en algunos países de entrelazar los dedos meñiques al hacer una promesa con otra persona.

Consiste en empezar o finalizar la ceremonia simbólica atando los meñiques de la pareja con un hilo rojo mientras el maestro de ceremonia o un familiar recita la leyenda.

Cada uno pone una punta de hilo en el meñique de la otra persona y se coloca de forma similar al infinito, pero con la terminación en los dedos. El sobrante se enreda en las manos que se entrelazan de los novios. Una vez finalizada la ceremonia, el cordel se guarda en una caja como símbolo del amor entre ambos. Otra posibilidad es fabricar unas pulseras de ese mismo material para que lleven siempre cada uno.

 

Como verás, existen muchas opciones para sellar el compromiso de una vida conjunta y el enlace perfecto. Toma en cuenta estas opciones si decides optar por una boda simbólica.

 

Por Geena Frausto
No Comments

Deja un comentario